La cooperación y desarrollo en la erradicación de la mutilación genital femenina

Bárbara Estévez Closas

THRibune | Artículos | Mutilación genital femenina

El reto del cese de la Mutilación Genital Femenina es una lucha compleja con la cultura y tradiciones de las comunidades en las que se practica.

El pasado 6 de Febrero fue el Día Internacional de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina (MGF) recientemente reconocido por la Asamblea General de la Naciones Unidas. Las actuaciones de las instituciones sobre esta práctica son muy recientes, y este año se han desarrollado numerosas campañas de concienciación sobre este problema. Se estima que 140 millones de mujeres han sufrido esta práctica, y existen 3 millones de niñas con riesgo de sufrirla cada año.

La Casa Encendida (Madrid) por el Día Internacional de Tolerancia Cero a la MGF albergó la conferencia “La erradicación de la Mutilación Genital Femenina: un reto para el desarrollo” organizada por las ONGs Tostan France, Construye Mundo y Fundación Cepaim.

Esta conferencia nos permitió conocer de primera mano la situación social y cultural de las regiones de Senegal en las que se desarrollan sus proyectos, lugares donde la MGF es una tradición arraigada en las comunidades.

La intervención del ponente Santiago de Miguel nos acercó al planteamiento del tipo de acción de cooperación de Tostan France, basado en la cooperación para el desarrollo cultural y educacional, para que los propios habitantes de las comunidades puedan aprender y generar un conocimiento propio, una opinión con la cultura de la mano. El desarrollo de estos proyectos se enfocan en aportar a las comunidades unos cursos de aprendizaje denominados Programas De Reforzamiento De Capacidades Comunitarias, dirigidos a las mujeres y hombres, para que ellos mismos y por su voluntad cuenten con mayores recursos para su desarrollo y el de su comunidad.

La Fundación Cepaim está colaborando con Tostan en llevar a cabo estos proyectos. La ponente en representación de la Fundación, Rosalía Guntín nos explicó como la mejora en las condiciones de vida de estas regiones no son consecuencia exclusiva de la acción de los cooperantes de estas organizaciones, sino de la voluntad de las comunidades. No existe una imposición por parte de las organizaciones, sino que la acción se basa en un diálogo activo con la comunidad, para que ésta decida cómo invertir los recursos y en qué actuaciones. La mayoría de las regiones apuestan primero por el desarrollo de un sistema de saneamiento y posteriormente por ampliar actividades productivas que conllevan la mejora en la vida comunitaria.

Otra de las colaboraciones que se presentó fue la alianza con Construye Mundo, enfocada principalmente en el desarrollo de poblaciones rurales. Esta cooperación se basa en aportar a los poblados de Senegal los medios para el desarrollo en la vida rural, desde el mismo prisma “yo te pongo los recursos a tu disposición y la comunidad decide”. Ayudan a las comunidades poniendo a su disposición fórmulas de organización y desarrollo muy interesantes como la figura de los bancos comunitarios, entre otras. Esto permite a las poblaciones tomar sus decisiones sobre la disposición de los recursos en las cuales se ha visto una mayor participación de la mujer. Icíar González representante de Construye Mundo, explicó cómo los recursos que se aportan a la comunidad son la oportunidad de muchas mujeres para sacar adelante a sus familias, puesto que los hombres emigran hacia las ciudades o incluso Europa.

El empoderamiento de las mujeres en estas regiones, mediante el desarrollo de estos proyectos, ha tendido la mano a una mayor conciencia de sus capacidades y de sus posibilidades. La práctica de la MGF ha sido siempre un tema tabú sobre el que no podía erguirse una crítica, puesto que el aislamiento social y cultural era inmediato. Con estos proyectos de cooperación y desarrollo se ha derribado un muro y se ha conseguido que en estas comunidades se comience a hablar de la disminución que genera a la mujer y a relatar la posibilidad de un mundo en la igualdad. El proceso de aprendizaje de las capacidades comunitarias ha permitido que el papel de la mujer en la comunidad cada vez sea mayor, y se posicionen como personas iguales a los hombres, permitiéndoles ser escuchadas sobre la MGF en sus poblados.

Esta apuesta por la educación no sólo ha permitido entregar cultura, educación, y conocimiento a las mujeres y hombres de las regiones, sino que este tipo de actuación de cooperación ha brindado la oportunidad de plantear cuestiones tabú como es y ha sido la MGF, para conseguir que las comunidades hagan finalmente declaraciones públicas de abandono de esta práctica.

Para el cese de esta práctica no basta prohibirlo mediante la legislación, puesto que conforma una tradición sin origen, ni razón más que la costumbre. Su erradicación es un verdadero reto para la sociedad, puesto que ese cese puede entenderse desde estas comunidades como un ataque a sus tradiciones. La cooperación y el desarrollo educacional y cultural parecen ser una vía férrea para la protección de los derechos humanos de las mujeres sometidas a esta práctica, por lo cual la concienciación de la sociedad sobre este problema es clave para empoderar la labor de la mujer, y su igualdad.

THRibune ha querido unirse al movimiento #StopFGM a través de un vídeo editado con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina. En la realización de esta pieza audiovisual han colaborado distintas personalidades del mundo de la cultura, de la política, y de otros muchos sectores de actividad de distintos países: Colombia, Argentina, México, Estados Unidos, España…

¡GRACIAS a todos los que habéis hecho posible esta pieza! Difundamos este trabajo para contribuir a concienciar sobre qué es la mutilación genital femenina y cómo podemos contribuir a su erradicación.


Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

(6 de febrero) [A/RES/67/146][1]

Beatriz Rivera Sánchez de Lara

Cada año, desde 2012, el 6 de febrero, se conmemora, por la institucionalización por parte de Naciones Unidas, el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina. Desde THRibune nos sumamos a esta conmemoración por entender que supone la aberrante vulneración de los derechos fundamentales de muchas mujeres y niñas en todo el mundo.

Nos referimos a la MGF como un fenómeno que, erróneamente asociamos a determinados lugares y foros concretos y, el desconocimiento y la ignorancia de la realidad nos hace que muchas personas piensen que, por ejemplo, en Europa no se practica, olvidando así que el fenómeno migratorio conlleva el traslado de las tradiciones y los símbolos culturales diferentes a los ancestralmente concebidos en cada territorio.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2012), entendemos como MGT “cualquier procedimiento que consista en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por razones no médicas”.

En la última clasificación de la OMS, se diferencian cuatro tipos principales de MGF en función de su severidad:

  • Tipo I (clitoridectomía): resección parcial o total del clítoris (órgano pequeño, sensible y eréctil de los genitales femeninos) y, en casos muy infrecuentes, solo del prepucio (pliegue de piel que rodea el clítoris).
  • Tipo II (excisión): resección parcial o total del clítoris y los labios menores, con o sin excisión de los labios mayores.
  • Tipo III (infibulación): estrechamiento de la abertura vaginal para crear un sello mediante el corte y la recolocación de los labios menores o mayores, con o sin resección del clítoris.
  • Tipo IV (otros): todos los demás procedimientos lesivos de los genitales externos con fines no médicos, tales como la perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital.

 THRibune | Mutilacion Genital Femenina

La MGF encuentra su génesis en factores culturales, religiosos y sociales. La asociación de la práctica de esta amputación bárbara y la consideración de esta práctica como una forma de preparación para la vida adulta y el matrimonio hacen que su presencia en determinados países y sociedades esté extendida hasta extremos insospechados. Los factores son múltiples. Entre ellos, llama poderosamente la atención el hecho de que se pretende preservar la virginidad prematrimonial con la disminución de la libido femenino. El argumento de la  tradición cultural y las creencias religiosas se utilizan también como pretexto para continuar con su práctica.

Desde THRibune estamos en contra de cualquier atentado contra la libertad y la integridad de las personas. La mutilación genital es intolerable. No se puede amparar la tortura y la agresión contra el cuerpo de las mujeres en caso alguno.

Más allá de la gravedad del hecho en sí y la amputación que supone, la MGF supone consecuencias nocivas para la salud de mujeres y niñas que la sufren, además del incremento de complicaciones maternas durante el embarazo, parto y puerperio. Los efectos nocivos inmediatos pueden ser dolor severo, hemorragia, retención de orina, infecciones como tétanos o sepsis. A largo plazo las secuelas de la MGF son dolor crónico, aparición de queloides, VIH, trauma psicológico y/o fibrosis.

El último informe de UNICEF,  señala que más de 125 millones de niñas y mujeres vivas hoy en día han sufrido algún tipo de mutilación en una franja de 29 países de África y Oriente Medio. Mientras que la mutilación afecta al 1 % de niñas y mujeres en Camerún y Uganda, en países como Egipto, Guinea, Djibouti y Somalia la MGF es casi universal. Se estima que 30 millones de niñas corren el riesgo de ser víctimas de MGF en la próxima década.

Desde TRHibune os pedimos vuestra contribución para la visibilización del problema y que hagáis cuanto podáis cada día del año en la lucha contra esta vulneración de los derechos humanos, comenzando por vuestra involucración en la conmemoración del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina.

Muchas gracias.

Fuentes bibliográficas
United Nations Children’s Fund, Female Genital Mutilation/Cutting: A statistical overview and exploration of the dynamics of change, UNICEF, New York, 2013.
Medicus mundi andalucía. Mutilación genital femenina: abordaje y prevención. MEDICUS MUNDI ANDALUCÍA. Granada. 2008.
Organización Mundial de la Salud (OMS). Ginebra: OMS [ Actualizado Febrero 2012; citado 29 enero 2015]. Disponible en:  http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs241/es/
Fundación WASSU UAB. Barcelona: Fundación Wassu- UAB [Citado el 29 enero 2015]. Disponible en: http://www.mgf.uab.cat/esp/index.html
[1] 17. Exhorta a la comunidad internacional, las entidades pertinentes de las Naciones Unidas y la sociedad civil y las instituciones financieras internacionales a seguir apoyando activamente, mediante la asignación de más recursos financieros y asistencia técnica, la realización de programas focalizados y exhaustivos que atiendan las necesidades y las prioridades de las mujeres y las niñas que corren riesgo de ser objeto de mutilación genital femenina o lo hayan sido;.