MADRE TERESA DE CALCUTA

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”

(26 de agosto de 1910  – 5 de septiembre de 1997)

THRibune | Teresa de Calcuta

por Julia Álvarez Herráez

Pensar en India es pensar en ella. Y en todos los niños que la consideran madre. Es Agnes Gonxha Bojaxhiu. Una albanesa nacida en 1910 en el entonces imperio otomano que dedicó su vida a mejorar la de otros. A los 18 años fue rebautizada Teresa de Calcuta.

Ejemplo de que la ayuda no entiende de geografía, de edad ni de creencias religiosas; su trabajo tuvo como pilar fundamental la creencia de que todos merecen una vida digna. De la defensa de los Derechos Humanos. Si bien eligió llamarse Teresa por una santa católica, su misión consistió en ayudar a los marginados. A todos los indefensos. En auxiliar y fomentar el apoyo a quienes lo necesitaban: enfermos, pobres, huérfanos de todo el mundo. Y a extender esta labor más allá de su propia vida; en ser germen de un proyecto necesario.

Lo hizo a su manera pero lo hizo. Dedicó 45 años de su vida a vivir en Calcuta, capital del Estado de Bengala Occidental y una de las ciudades más pobladas del país, donde se naturalizó india y fundó su congregación en 1950. Dedicada a dar educación, alimento e infraestructura a los rechazados por la sociedad, más tarde pasó a ayudar a niños de la calle, prostitutas o leprosos de otros pueblos también. Hoy en día está presente en 113 países.

Teresa, o Agnes, murió en 1997. Hace casi veinte años. Pero ya se ha convertido en un referente perenne de paz, ayuda humanitaria y lucha por la defensa de los Derechos Humanos.

ELISA SORZANO DE PEREIRA

(Santander, Colombia. 29 de marzo de 1919 – 4 de septiembre de 2006)

Por Rafael Guillermo Pereira Sorzano

Envío este escrito realizado por mi madre, Elisa Sorzano de Pereira, nacida en Piedecuesta (Santander, Colombia) el 29 de marzo de 1919 y fallecida el 4 de Septiembre de 2006). Es de una época en donde ella incursiona en la política, en una ciudad como Bucaramanga, q para la época no aceptaba la opinión y el empuje de una mujer inteligente, preparada y emprendedora en muchas facetas y esferas de su vida. Estudió Bacteriología en la Universidad Javeriana, trabajo como bacterióloga al lado de mi padre, Argemiro Pereira, y además de tener una familia de diez hijos, impulsó y ayudó a la población más humilde femenina a prepararse educacionalmente para que pudiera tener socialmente una posición equiparable al hombre. Fue precursora en varias asociaciones femeninas a nivel seccional y Nacional en donde apoyaba la funcion de la mujer socialmente.

THRibune | Referentes | Elisa Sorzano

 La secuestraron el ELN, junto con su hermano, el 22 de Diciembre de 1993 y fue liberada luego de pagar rescate en Febrero de 1994. Tenia 74 años y fue llevada a las montañas de Santander, en donde con inteligencia y manteniendo con entereza su condición y posición, manejó la situación en medio de tanta ignorancia y arbitrariedad circundante. Era una mujer excepcional y revolucionaria para su época y su entorno (q.e.p.d.)

Rafael pereira Sorzano

“Bucaramanga, Febrero 10/69

Declaración a la mujer santandereana, sobre campaña fémina, preeleccionaria, hace Dona Elisa Sorzano de Pereira.

Quiero exponer ante la opinión femenina santandereana, como cabeza de uno de los movimientos más conscientes y bien encaminados, hacia la paz pública, que se haya podido contemplar en los últimos tiempos, la actitud que asuma ante el ofrecimiento hecho a mi compañera de lucha, por una fracción del conservatismo, cuyo desacuerdo poco generoso, ha resuelto mantener la supremacía, escudado en un temperamento frio y calculador, que es muy difícil imponer en estas breñas santandereanas, sin la debida dosis de nobleza y buenas intenciones de que alcancen a llegar a todas las mentes forjadas en el ala de los sacrificios, como una llamada. Como una invitación de padres a hijos o de hermanos a hermanas. No en la forma altisonante dura en que el mensajero de la autocracia ha venido a aclararnos medianamente nuestras dudas.

En Santander era necesaria la presencia del Dr. Ospina Pérez, y así se lo pedí en una corta misiva, que acompañaba nuestro manifiesto del 25 de Enero pasado.

Pero antiguas impresiones de soledad, seguramente han minado mal su espíritu y nuestra tierra no logra su presencia.

El Dr. Valderrama, hábil en el juego de la oratoria, lanzo frases que no debiera haber lanzado, contra los hombres nuestros, que han portado las banderas de distintas épocas y con poderes. A aquellos que saben poner sus cuerpos con el valor y la alevosía de los verdaderos varones. No recordó que era huésped de una tierra de titanes que anteponen a los intereses del dinero, los ideales del espíritu.

Esto ha hecho que comprenda, cual es el camino que debo seguir, con la frente en alto y el corazón alerta, para ocupar, la misma posición, de antes, porque solo se luchar por los intereses que se relacionan con la mujer. Con la necesidad que tiene de entender y discernir, como ser inteligente y digno de ser atendida y escuchada, porque de sus labios cultos, no pueden salir sino frases de consuelo, de amor y decisiones de heroínas.

Quedo al servicio de la mujer santandereana, no con la duda sino con la esperanza de poder llegar a todas ellas, para llevarles el mensaje de resurrección de vida.

Tenemos  los derechos y sabemos cumplir nuestros deberes. Somos unos seres hechos para completar el lado bueno de la vida. Necesitamos solamente la instrucción y guía, para dar frutos siempre buenos.

El campo de la política está de nuevo abierto, porque seguimos siendo una fuerza viva, efectiva y dinámica al servicio de la patria. En nuestras manos esta saberla obtener y disfrutar, para bien de la comunidad. Ustedes mandan y solo espero la hora de marchar hombro a hombro con todas, para saborear sus victorias.

Mi posición está en la medianía. Soy de la rama de los Sorzano Ordoñez, los fundadores de la primera casa azul, que abrió las puertas para recibir y recrear a los sufridos copartidarios del año 30. Supe de viudas y de huérfanos causados por la política sectaria. Crecí sobre esos horizontes y pase por las aulas universitarias, para llenar un vacío de saber, que me atormentaba y no quería aceptar. Aprendí una profesión que se relaciona íntimamente con la humanidad doliente. Aquella que aclara el verdadero principio  de los flagelos que la atacan.

Me di luego a la tarea dura del hogar y desemboque como concejal en una sala poco amiga del trabajo, de la cual Salí sin haber cumplido ocho días, porque mi labor de mujer aislada y sometida a unos sistemas implantados por el hombre, para él solo, no permitían desarrollar ideas.

Pase al movimiento de Unión de Ciudadanas de Colombia, el cual fui comprendiendo y ayude a enrumbar con mis actuaciones como presidenta. Allí entré  sedienta del significado de la política colombiana, para encontrar la verdad de las patrañas  y la situación de un pueblo que estaba sometido a recibir las inyecciones del sectarismo, sin ver más allá de sus necesidades. En fin mi temperamento, busca siempre la claridad, para tomar posiciones. No me dejo llevar de falsos espejismos, y como conservadora deseo y he formado un movimiento que tienda a acabar con los privilegios.

He comprendido que la mujer debe estar al medio y organizarse como merece, para lograr las metas, deseadas a fin de obtener sus derechos y de velar por el bien común.

E.S. de P.”

ENRIQUETA CHICANO  

(Madrid, España. Nacida el 28 de diciembre de 1949)

por Cruz Sánchez de Lara Sorzano

Brillante, rápida y pausada, coherente, rigurosa, generosa, inteligente, trabajadora, buena, estricta, honesta, honrada. Activa y activista. Me enseñó que la pena, la lástima no son buenos sentimientos para ayudar. Me enseñó a trabajar desde la indignación ante la injusticia. Vivimos en una época en la que el concepto “indignación” se denosta poco a poco, por servir para casi todo. Pero la indignación ante la injusticia y el resorte que supone para trabajar con rigor y coherencia es una lección maravillosa que le agradezco.

IMG-20150111-WA0001

Hoy es Consejera del Tribunal de Cuentas. Su rigor y buen hacer puestos al servicio de la sociedad de la forma más honesta que pueda existir. Durante toda su vida se ha dedicado a la defensa de los derechos de las mujeres. Durante diez años presidió la Federación de Mujeres Progresistas y allí, consiguió lo inesperado. La organización se situó en cotas en las que no volvió a estar. Ejerció el liderazgo femenino y feminista de la única forma posible, desde la razón más sosegada. Incorporó a los hombres en su proyecto y entendió que la lucha por las mujeres solamente puede ser tratada desde la libertad que genera la igualdad.

Hay personas que buscan micrófonos. No es el caso. Los micrófonos cuando encuentran a determinadas personas se enamoran de un discurso. Conozco cientos de micrófonos enamorados de Quetina, que es el nombre por el que la llamamos quienes la queremos de cerca. Su discurso razonable y ambicioso, sediento de cambios que mejoren, hace que muchas personas hayamos crecido personal y profesionalmente incorporando sus razonamientos a nuestra forma de vivir.

Quetina es maestra de muchas personas que fomentan los cambios: desde la política, desde las organizaciones, desde la propia vida. Siempre se define como feminista y socialista. Tiene el respeto de grandes personas de todas las ideologías, porque esa es su grandeza: escuchar, respetar y establecer alianzas frente a la injusticia.

Hace ya ocho años, coordiné un libro titulado “Mujeres: Igualdad y Libertad. Un homenaje a Enriqueta Chicano”. En él, Carlos Gamallo, su marido, escribió parte de su biografía desde el corazón. Creo que nadie mejor que él, para escribir parte de su evolución en la vida. He seleccionado los párrafos que me parecen más bonitos:

“Nació un día especial y que seguramente le dio un toque de color a su vida; el 28 de diciembre. El día de los santos inocentes; ella manifiesta la inocencia de la gente buena, todo lo que toca y hace es desde la bondad, nunca le he conocido sentimientos negativos.

Un rasgo central de su personalidad es la pasión. Cualquier cosa que haga, un simple huevo frito, lo convierte en el centro del universo, en el centro de su interés, tiene que ser casi perfecto. Digo casi porque con los años ha ido descubriendo que lo imperfecto en determinadas circunstancias, puede engordar su pasión. Con el tiempo  he ido admitiendo que es imposible interponerse en la marcha hacia su objetivo. Luces y sombras marcan el rumbo de la percepción. Ella siempre ilumina.

En el mundo de los afectos adquiere su máximo esplendor, He visto llorar a Quetina por desamor y por casi nada mas, controla muy bien sus emociones. El desamor le crea un conflicto que no resulte con facilidad porque la debilita y no encuentra justificación. Necesita tiempo para reorganizar y ordenar su mundo, lo consigue y lo sella.

La vida surge de las relaciones humanas y está construida de ambivalencias  y contradicciones, sin ellas quedaría la vida reducida a una existencia casi vegetativa. En la convivencia adquieren dimensión real las pasiones,  centramos nuestra atención en las cosas pequeñas y hablamos de nuestro pequeño mundo, y súbito surgen chispas, fuegos y como los artificiales se desvanecen”.

“Decidió estudiar derecho, en un momento convulso de la historia de este país y no dejo pasar la oportunidad para vivir cada situación con los cinco sentidos. Además de conservar el hábito de estudio y ser solidaria con el otro,  participó en cuantos eventos ocurrían  y más cuanto más provocativos. Hizo teatro, participó en todo acto político y  recuerda con una enorme simpatía y orgullo su participación en el primer equipo de fútbol femenino lo que le supuso alguna que otra represalia. Tuvo repercusión en los medios y la fotografía del equipo, que guarda,   mostraba el motivo de las represalia, las chicas iban en pantalón corto, todo un atrevimiento para  la moral católica en uso. Tuvo gran consideración de profesores y compañeros y guarda aún con celo y cariño el núcleo de amigas y amigos de entonces.

Su primer trabajo, recoger y ordenar quinielas de fútbol los fines de semana. Mas tarde, ya con espíritu de hacerse permanente, hacia fichas de no se que en lo que sería el embrión del Instituto de Protección al Trabajo. Jamás escuché una protesta, era disciplinada y muy trabajadora con un grave sentido de responsabilidad. A medida que se curtía en el trabajo, surgían nuevas cualidades de su personalidad. fruto de su gran inteligencia racional y emocional.”

“De la preparación de fichas pasó a trabajar en lo que entonces se gestaba como medio instrumental para combatir la siniestrabilidad laboral. Le gustaba porque le gustaba el derecho laboral. Para ella fue una gran oportunidad que no desaprovechó. Ingresó en el Instituto de Seguridad  e Higiene en el Trabajo y una vez mas fue respetada y querida por jefes y sus compañeros

Como es lógico conoció gente y la gente la conoció. Era difícil sustraerse a su encanto moral y le propusieron entrar en el Gobierno de Felipe González, primero como asesora de Javier Moscoso, Ministro de la Presidencia y más tarde como Directora General de Relaciones con el Senado. Creo que ha sido la etapa más feliz y productiva de su vida. Aquí desarrolló todo su potencial intelectual, como muro de contención y mesa de diálogo. Siempre encontraba una solución que a todos satisfacía y preveía el futuro con tino de manera que los problemas se minimizaban. En el Senado se granjeo el respeto y amistad por todos los grupos políticos y de nuevo se rodeo de sus amigos que aun mantiene y mima.”

“ Su grado de compromiso social es tan acusado que tuvo que buscar un espacio para satisfacer sus expectativas. Lo encontró y altruisticamemte centro su objetivo en la lucha por los derechos de la mujer a través de una organización dedicada a ello, La Federación de Mujeres Progresistas. Organización poco conocida entonces y ahora presente en todos los foros.  En la sociedad, poco a poco ha ido calando la necesidad de luchar por la igualdad y libertad de las mujeres. Cuando se escriba la historia, la pequeña historia Quetina ocupará un párrafo en el que se dirá: “por compromiso y generosidad, Quetina se dejó el pellejo” o algo parecido. Supo estar en los medios porque sabía que era la única forma de atraer y centrar, ahora los medios recurren a ella  para buscar una opinión cualificada y es una opinión en el centro de la polémica”.

Millones de gracias Quetina, por ayudarme en mi evolución. THRibune no existiría sin tu presencia, tus enseñanzas, tu cariño y tu amistad. Como tantas otras veces: ¡GRACIAS, MAESTRA!

intalk.eu - ¡Esta pagina está a la venta! - La mejor información y recursos sobre intalk.