Fondos recaudados para la construcción del centro

€52.100 de €100.000 recaudado
Información personal

Para hacer una donación offline, te pedimos que, por favor, sigas estas instrucciones:

  1. Haz una transferencia a nombre de «THRibune»
  2. En la línea de asunto de la transferencia indica que la donación es para «THRibune»
  3. Por favor, haz tu transferencia a la siguiente cuenta:

IBAN: ES09 0049 1916 1428 1097 1975

Todas las contribuciones serán reconocidas con gratitud y son deducibles de impuestos.

Total de la donación: €10,00

Un contexto sin segundas oportunidades

  • Actualmente hay 20.000 mujeres y niñas en la cárcel en Kenia, la mayoría sin educación y provenientes de entornos disfuncionales, barrios marginales y familias conflictivas con pocos recursos.
  • Uno de los principales problemas de estos centros penitenciarios es que el índice de reintegración social es muy bajo (<40%) y como consecuencia el de reincidencia delictiva es muy elevado (52%).
  • Muchas de las niñas no tienen donde ir una vez que salen del centro y son abandonadas por sus familias. El 60% de las niñas tienen problemas de reintegración social.

Objetivos del proyecto

1

Construir un centro de reintegración social

para las niñas que salen del reformatorio en Kirigiti donde además de alojamiento, se les proporcionará ayuda psicológica y coaching con el fin de ayudarles a labrarse una vida digna

2

Formación profesional

a través de un programa de capacitación vocacional en varios oficios (entre ellos diseño de moda) durante y después del reformatorio

3

Crear un centro de reintegración sostenible

con capacidad de crecimiento para acoger a niñas privadas de libertad (hay 28 prisiones en el país con similares características)

Historias de las niñas de Kirigiti

Los nombres y fotos no corresponden con la realidad para preservar el anonimato de las niñas

Abuya

    • Tiene 13 años
    • Dejó la escuela en 2016 para dedicarse a la agricultura
    • Su madre falleció y su padre de 86 años es agricultor y no tiene recursos. Es incapaz de cubrir las necesidades de sus hijos, ni siquiera puede alimentarles
    • Son 3 hermanos, descuidados y practicamente abandonados por su padre que desaparece de casa durante semanas
    • Abuya era buena estudiante, pero tuvo que dejar la escuela para ser agricultora
    • Está en el centro por robar en la casa de una amiga un paquete de comida y algo de ropa

Mumbi

    • Mumbi es consejera y funcionaria en la Escuela de Rehabilitación de Dagoretti
    • La mayoría de las niñas en la Escuela de Rehabilitación de Kirigiti terminan en Dagoretti debido a la falta de capacidad del centro
    • Dos o tres chicas terminan durmiendo en la misma cama, especialmente aquellas que no pueden regresar a sus hogares incluso después de que se haya completado su condena
    • Solía pensar que, “como una mujer sin familia y sin educación, tu cuerpo es todo lo que tienes y la mayoría de estas chicas lo usan para ganarse la vida”
    • Fue a la escuela después de Kirigiti y obtuvo una carrera como trabajadora social
    • Luego regresó a Dagoretti para ayudar a las niñas con su asesoramiento y hablar de su experiencia
    • Le gusta pensar que si ven su caso y cómo la reintegraron les alentará a ver que hay alternativas, que se pueden salvar. Quiere inspirarlas, pero en general quiere que vean que hay personas que las entienden

Kioni

    • Tiene 12 años
    • Le encanta leer
    • Su padre falleció y su madre tiene deficiencia mental
    • Son 2 hermanos. Solía vivir con su abuelo y con su tío que le acusa de la muerte de su padre
    • Se escapó de casa y la encontraron vagando por las calles, era la tercera vez que lo hacía, llevaba meses viviendo en la calle
    • Intentaron reintegrarla en su familia pero no quería
    • En la calle practicaba relaciones sexuales con hombres mayores.

Mugure

    • Ha estado en el centro durante los últimos 18 meses. No quiere volver a casa
    • Fue rescatada el año pasado cuando se escapó de su casa.
    • Ella tenía 5 hermanos, todos de diferentes padres
    • Todos los días a las 7 p.m. su madre la echaba de casa para tener la casa libre para que su novio viniera
    • Todos los días en ese momento, el mismo vecino la engañaba para meterla en su casa y abusar de ella
    • En algún momento, ella se acostumbró y aparecía sola a su puerta sin necesidad de que él fuera a buscarla
    • Ella tenía 11 años. A los 13 años se escapó, la rescataron y ha estado en el centro desde entonces
    • Mugure no ve nada malo en el hombre que abusó de ella, pero no quiere volver a casa
    • No hay contacto de emergencia en su formulario, y nadie la ha visitado nunca
    • Su madre finalmente se ha librado de ella y no la quiere de vuelta

Centro de rehabilitación de Kirigiti

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies